26 de octubre de 2007

Cuando alguién ofrece Antonio´s




Cuando alguien ofrece Antonio´s, no está vendiendo zapatos.

Pero casi.


Las locas de los zapatos sabemos de qué hablamos, tener unos Manolo´s Blahnik, es como tener unos guantes en los pies.

Lejos de las actrices americanas, que coleccionan montañas de zapatos mientras tienen poder adquisitivo, mientras tienen trabajo en las series que ni ellas mismas se creen, las que conservamos unos Manolo´s desde que encontrarlos era misión imposible, sabemos de qué hablamos.

Eso es lo que pasa con los papeles de Antonio Vélez.

El objetivo es hacerle un favor al libro encuadernado y utilizar papeles de Antonio para unas guardas, para unas tapas, pero hay... no podemos ya cambiar de zapatos al libro y se nos acaba el papel.

Vestimos los libros de fiesta, para una fiesta que no termina nunca, para un cóctel que no acaba cuando se va George Clooney.

Deliciosos papeles al agua pintados artesanalmente, uno a uno, con musgo irlandés y acuarelas, sobre papel verjurado, con un tratamiento de acabado que los protege y los deja listos para su autorización por el encuadernador.

Pintados teniendo en cuenta el hilo del papel para su mayor aprovechamiento, con motivos tradicionales y modernos, en una amplia gama de colores, algunos metalizados , incluso con oro y plata.
Y si este artista (si artista, que no lo dice él, se lo decimos los demás, esa es la diferencia, querido Charlie) no tuviera bastante con hacer preciosistas papeles, lo que hace es que te enseña a hacerlos, sin secretos, todos los ingredientes, todas las técnicas, todos los trucos, es como si Manolo te dejara entrar en su taller, diseñar tus propios zapatos y coserlos mano a mano con el maestro.

Tener Antonio´s es como tener unos Manolo´s eternamente en los pies.

2 comentarios:

Ildefonso Diaz Ruiz dijo...

¿Cómo has hecho esa ilustración?
Maravillosa, como el texto que la sigue.No conozco los papeles de Antonio, pero sí recuerdo, en una feria de artesanos de madrid, haberme quedado turulato viendo unos papeles y la sencillez del artista explicando el proceso (su proceso) de fabricación. Creo que la gente maravillosa es de lo más sencillo y natural.

Consol Agulló dijo...

Yo no sé nada de encuadernación, tan sólo sé apreciar y valorar los trabajos que me haces, pero te aseguro que después de leer tus comentarios me dan ganas de apuntarme a algún curso. Es increíble como sabes trasmitir la belleza del mundo de la encuadernación.